¿Llegas tarde a la Transformación Digital de tu empresa?

Todo proceso de Transformación Digital comienza con un diagnóstico de la empresa. Solo sabiendo dónde estamos, con qué recursos contamos, podremos decidir hacia dónde vamos.

Día tras día escuchamos que es necesario transformarse digitalmente para sobrevivir, como si fuera un cuento… En cierta manera se está convirtiendo en  un concepto tan familiar e impermeable a nuestros oídos como quien escucha impasible: ¡que viene el lobo, que viene el lobo! Pero lo cierto es que El Lobo ya esta aquí.

Vivimos una época de cambios en la que la tecnología y la innovación han transformado al cliente tradicional y continuarán haciéndolo. Hay sectores que ya han sufrido su re-evolución y otros que miran expectantes un futuro incierto, cuando lo único cierto es que ocurrirá y hemos de estar preparados para ello. La pregunta no es cómo nos va a afectar sino cuándo.

El punto de partida lo marca la realidad del mercado y de la empresa, cómo está afectando la digitalización en el sector y qué grado de madurez tiene el negocio para afrontarlo.

Independientemente de la madurez digital de la organización, la Transformación digital no se realiza de forma radical. Necesita un proceso de adaptación, de inmersión en la nueva cultura de la empresa, comenzar desde dentro e ir hacia fuera, conectando personas, procesos y tecnologías. Por esta razón, no podemos estar esperando a que llegue el momento, porque el momento ya ha llegado.

No se trata solo en tener presencia en las redes o un e-commerce, la digitalización es la herramienta con la que optimizaremos los procesos de venta y de desarrollo de negocio, para acercarnos a nuestro cliente. Es la que marca nuevos ritmos y tiempos en los mercados. Es la que define la Matriz de Urgencia y la necesidad de definir una estrategia clara a corto, medio y largo plazo.

Si el impacto de la digitalización en el sector es leve este proceso estratégico puede realizarse con cierta calma, pero sin dejar de mirar atrás, pues la competencia está cerca. Uno de los beneficios de anticiparse al mercado es la obtención de ventajas competitivas. Sin embargo, aunque estemos en una situación inicialmente cómoda, la gestión continua del cambio ha de ser nuestra premisa.

Cuando el impacto es moderado el proceso es más crítico y las toma de decisiones a corto y medio plazo son más drásticas y tienen un único objetivo: sobrevivir.

Finalmente, un fuerte impacto de la digitalización, sin tiempo de reacción, es la muerte. Modelos de negocio consolidados, como Blockbuster o Kodak, no supieron reaccionar a tiempo. Fueron víctimas de su falta de visión estratégica y espíritu disruptor.

¿Y tú? ¿Cuál es tu lugar en la matriz? ¿Llegas a tiempo para hacer . Rehset a tu negocio?