El dato como ventaja competitiva para la empresas

La Transformación Digital no va tecnología, va de personas.

Son las personas las que construyen el universo de las empresas, desde el líder de la organización a sus empleados, clientes y un largo etc. de stakeholders. Por esta razón, el cambio comienza con la compresión de la naturaleza de cada uno de ellos a través de los datos que generan.

Las personas ya no somos lo que hacemos o pensamos. Somos los datos que generamos.

En cada una de nuestras acciones y reacciones, en cada punto de contacto que tenemos con las marcas estamos dejando una información muy valiosa que pocos saben aprovechar.

Las nuevas tecnologías ponen a nuestro alcance la capacidad conocer, interpretar y transformar todos estos datos en conocimiento, un conocimiento que conduce a una toma de decisiones óptima. El Business Intelligence o el Big Data dotan a las empresas de la facultad analítica que esta necesita para entender su entorno y tomar decisiones eficientes en función de este.

El Big Data entiende cómo usamos las redes sociales, en qué canales nos movemos, cómo interactuamos… Lo entiende, lo mide y lo interpreta.

La toma de decisiones deja de ser arbitraria. Es empírica. 

Entender los datos que se mueven en tu negocio te ayuda a detectar posibles mejoras y nuevas oportunidades. Aquí nace la ventaja competitiva de las empresas, en la toma objetiva de buenas decisiones. La gestión del dato te ayuda a entender tu organización, mejorar su rendimiento, alcanzar los objetivos, tener clientes satisfechos y captar nuevos.

El cliente está en el centro de la cadena de valor, por lo que podríamos decir que es el corazón de la organización y la gestión del dato sería el cerebro que ayuda a entender a las empresas, conectar su ecosistema y definir la hoja de ruta correcta.

Vivimos en la sociedad del conocimiento y ser el  primero en aprender es una ventaja competitiva que el dato te ofrece. ¿La quieres?